Unidad Académica Preparatoria Semiescolarizada

Mensaje de Bienvenida

Bienvenida

Compañeras y compañeros estudiantes universitarios, reconocemos en todos y cada uno de ustedes la voluntad, la decisión de darse a sí mismos la oportunidad de retomar el camino de estudio y de superación personal; sabemos que no fue nada fácil, sobre todo para quienes tuvieron que esperar por mucho tiempo este momento; hoy lo que cuenta es que ya se han atrevido a dar este primer paso y es por ello que les expresamos nuestra más calurosa felicitación, su presencia en este lugar tiene un gran valor para nosotros. Les damos la bienvenida y, al mismo tiempo, deseamos compartir con ustedes la siguiente reflexión.

Piensen y sientan, por favor, que a partir de este momento los maestros/as y administración de esta escuela ya formamos parte también de su proyecto personal, hoy de alguna manera su historia individual y la de esta Unidad Académica convergen en un solo camino, nos une el anhelo de un futuro mejor para nosotros y para los que nos rodean, nuestra familia y la sociedad en su conjunto.

Paulo Freire, un gran educador brasileño, afirmó que el ser humano tiene como vocación histórica vivir con esperanza; pero, advierte que tener esperanza implica compromiso también, pues debemos entender y tener bien claro que lo que esperamos no vendrá por sí mismo y no podemos cruzarnos de brazos para que llegue solo. Tener anhelo nos compromete a trabajar para hacer realidad lo que soñamos.

Abrigar la ilusión de un futuro mejor le da sentido a nuestra vida, pero al mismo tiempo nos obliga a caminar, a mantenernos en acción justo en la dirección correcta para lograr hacer realidad lo que ambicionamos.

Para el ser humano, en general, le es imposible vivir sin tener ilusión. No podemos estar en el mundo si no perseguimos un mañana. Pero estamos conscientes que el futuro lo tenemos que crear (al menos en parte) con nuestras propias manos, y, al construirlo, también nos estamos creando a nosotros mismos por eso que perseguimos y deseamos ser.

Para nosotros, ustedes son un vivo ejemplo de cómo la fantasía latente, el proyecto pendiente, se vuelve acción en el preciso momento que decidieron inscribirse en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en esta Preparatoria.

Es ahora cuando ustedes se perciben a sí mismos como posibilidad de ser, como voluntad poderosa que los impulsa, rejuvenece y los obliga a encarnar su propia expectativa. Una vez más, felicidades.

Pero, estamos en el primer peldaño de un gran desafío; nos falta lo más importante: vencer cada obstáculo del camino, para ascender y llegar al final siendo más fuertes. Y, para que esto ocurra es necesario implicarnos, comprometernos. Es en ese sentido que hoy les proponemos firmar, simbólicamente, un pacto de trabajo educativo en el que ustedes y nosotros nos comprometemos a asumir con responsabilidad las tareas que corresponde para contribuir en la creación conjunta de ese futuro, que, sin duda, en cada uno de ustedes y nosotros tendrá características muy particulares. Nos esperan dos años de trabajo intenso que debemos asumir con entusiasmo y responsabilidad compartida.

Finalmente, es importante subrayar el honor que significa para esta escuela darles la bienvenida. Como administración nos congratulamos y les expresamos, como ya lo hemos dicho antes, nuestras más sinceras felicitaciones. Deseamos que en estos dos años, en los que compartiremos los espacios de nuestra entrañable Escuela Preparatoria Semiescolarizada, nos demos la oportunidad de trabajar como un verdadero equipo, en armonía para lograr los objetivos de cada uno de ustedes en lo individual y nuestras metas como Unidad Académica. como Unidad Académica.

Bienvenidos a nuestra alma mater:
Universidad Autónoma de Sinaloa.